sábado, 20 de octubre de 2018

Sin tonterías con el himno chino




Yang Kaili en una de sus intervenciones en la red social. :: R. C./
Yang Kaili en una de sus intervenciones en la red social. :: R. C. 

Una 'influencer' es detenida y obligada a disculparse en público por tararear divertida la marcha nacional ante miles de seguidores

ZIGOR ALDAMA
0
shanghái. Los himnos nacionales pueden ser un arma de doble filo. Esas sintonías que, en teoría, están escritas para provocar muestras de unión y patriotismo a veces propician todo lo contrario. La Marcha Real de España es un buen ejemplo de ello, pero hay muchos más. Abuchear los acordes de la composición en alabanza del Estado es deporte nacional en muchos países compuestos por diferentes naciones o con sensibilidades encontradas.
Ni siquiera China se libra: sobre todo en la excolonia británica de Hong Kong, la Marcha de los Voluntarios que suena mientras ondea la enseña roja con las cinco estrellas amarillas de la República Popular se suele recibir con un sonoro coro de rechazo. Sobre todo en competiciones deportivas. Por eso, el año pasado, Pekín aprobó una ley que castiga con hasta 15 días de cárcel a quienes actúen de forma irrespetuosa mientras suena el himno.

La última víctima de esta nueva norma, sin embargo, tiene poco que ver con la exaltación que suelen propiciar los estadios: Yang Kaili es una joven de 20 años que ha soliviantado a las autoridades desde la habitación que utiliza para retransmitir su vida en directo por internet. Es una famosa 'influencer' china que el pasado día 7 cometió el delito de tararear el himno divertida, como si fuese directora de orquesta, mientras cientos de miles de sus casi 50 millones de seguidores la veían cantar 'online' en la plataforma Huya.
A alguno de ellos no le gustó su actuación y avisó a la policía de Shanghái, que no dudó en arrestarla. Cinco días ha pasado Yang en el calabozo, pero donde más le va a doler su falta de seriedad va a ser en el bolsillo. Porque había firmado un contrato por unos 50 millones de yuanes (6,25 millones de euros) y las plataformas con las que trabajaba han cerrado sus canales o retirado todos sus vídeos y entradas del perfil.
Así que, en la mejor tradición de la Revolución Cultural, Yang no ha visto mejor salida que la contrición. El domingo pidió disculpas públicamente «a la patria, a los fans, y a las plataformas 'online'», y ayer afirmó que su inocente tarareo fue «una estupidez». Por si fuese poco, anunció su intención de reflexionar. «Aceptaré cualquier educación ideológica, política y patriótica, y estudiaré a fondo la Ley del Himno Nacional», afirmó en la red social Weibo, la más popular del país.
De momento, mientras recapacita y se reconvierte en ciudadana modelo, Yang dejará de publicar vídeos en el ciberespacio, donde las empresas que lo explotan no parecen haber aceptado sus disculpas. «Queremos extender energía positiva», explicó Huya al informar de su decisión de clausurar el canal de la joven.
En cualquier otro país este caso habría pasado desapercibido. Pero en la China del presidente Xi Jinping el patriotismo es algo obligado. «El himno nacional es un símbolo del país y todos los ciudadanos deben respetarlo y proteger su dignidad», justificó la Policía de Shanghái en un comunicado. «En las plataformas de retransmisión en directo también son de aplicación los estándares legales y morales», sentenció.
****************************************************************************
Publicado en Diario SUR.
Copiado/Pegado de Internet por Victoriano Orts Cobos.
Málaga 20 de octubre de 2018.




domingo, 14 de octubre de 2018

LA AMENAZA ULTRA

Los partidos tradicionales de la UE se equivocarán si intentan combatir la escalada de la derecha extrema con un acercamiento a sus postulados

Ultraderechistas alemanes se enfrentan a la Policía durante una protesta en Chemnitz este verano./EFE
Ultraderechistas alemanes se enfrentan a la Policía durante una protesta en Chemnitz este verano. / EFE
EL CORREO
0
El auge de los populismos de derecha extrema ha dejado de ser un fenómeno pasajero localizado en unos escasos focos para convertirse en una fiebre que azota el corazón de Europa y contagia con fuerza a un creciente número de países. Los ultras antisistema que hace apenas una década eran una peculiaridad de Francia, con el Frente Nacional de Le Pen, han extendido sus tentáculos de norte a sur de la UE con una virulencia que ha disparado todas las alarmas. Ya son una seria alternativa de poder en Alemania -hoy irrumpirán por primera vez, salvo sorpresa, en el Parlamento de Baviera-, participan en la gobernación de potencias como Italia y preparan un frente común para condicionar la política comunitaria tras las elecciones europeas del próximo mayo. Esta inquietante explosión reaccionaria, cuyo denominador común es el odio al extranjero y a las élites, tiene su origen en el fracaso de los partidos tradicionales para dar una respuesta convincente a una recesión económica de colosales dimensiones, de la que ha salido una UE más pobre y con mayores desigualdades sociales. Un caldo de cultivo ideal, junto a la crisis de los refugiados, para desprestigiar las instituciones, demonizar la inmigración, alentar la xenofobia y resucitar, frente a la globalización, los nacionalismos que abrieron Europa en canal el siglo pasado. En definitiva, para poner en jaque los principios que alumbraron la Unión. La defensa de esos valores obliga a actuar sin complejos para desnudar la pulsión autoritaria que ocultan los caudillismos de nuevo cuño surgidos a lomos de la retórica del miedo. Las fuerzas políticas que han construido, con sus carencias y defectos, la Europa de la igualdad, la justicia y la solidaridad se equivocarán si, para recuperar el apoyo electoral perdido, aproximan sus propuestas a las de los nacional-populismos, expertos en plantear respuestas tan simples como falsas a problemas extremadamente complejos. El malestar social y la desconfianza hacia el sistema que la crisis ha instalado en amplios sectores han de ser combatidos con discursos renovados y atractivos, además de creíbles, que aprendan de los errores del pasado. Y con un comportamiento ético ejemplar que destierre las prácticas corruptas y, si se dieran, derive en una reacción implacable ante ellas. España se ha librado hasta ahora del impulso de la ultraderecha que azota la UE. Pese a su ofensiva, Vox -lo más parecido a esos fenómenos nacional-populistas- no parece en condiciones de alterar sustancialmente la actual estructura de partidos, salvo que un cúmulo de errores de sus adversarios le dé alas.
****************************************************************************
Editorial publicada en los diarios El Correo y Sur.
Copiado/pegado de Internet por Victoriano Orts Cobos.
Málaga 14 de octubre de 2018.

martes, 9 de octubre de 2018

Montserrat Caballé, elevada entre 'bravos' al «coro de los ángeles»




De derecha a izquierda: la Reina Sofía, el presidente del Gobierno; Pedro Sánchez, y el de la Genralitat, Quim Torra. han coincidido en el acto./Reuters
De derecha a izquierda: la Reina Sofía, el presidente del Gobierno; Pedro Sánchez, y el de la Genralitat, Quim Torra. han coincidido en el acto. / REUTERS

La reina Sofía y las principales figuras políticas y culturales despiden a la diva en un emotivo funeral protagonizado por sus interpretaciones líricas

CRISTIAN REINOBarecelona
0
La voz de Montserrat Caballé se escuchó hoy por última vez con más emoción que nunca en el funeral que la familia tributó a la diva barcelonesa, fallecida el sábado en la ciudad condal. Cuatro piezas interpretadas en su día por la soprano, el 'Ave María', de Schubert; 'Lascia ch'io pianga', de Haendel; 'O mio babbino caro', de Giacomo Puccini; y 'La Vergine degli Angeli', de Verdi, pusieron la nota más sentida a la ceremonia religiosa, celebrada en el tanatorio de Les Corts, en Barcelona, a la que acudió una amplia representación del mundo de la política y de la escena cultural y que dejó pequeña la sala con capacidad para 300 personas.
La reina Sofía, el presidente del Gobierno, el ministro de Cultura, el presidente de la Generalitat, el del Parlamento catalán, la alcaldesa de Barcelona o el líder del PP fueron algunas de las personalidades institucionales. Del mundo de la cultura, acudieron los tenores Josep Carreras y Jaume Aragall; el barítono Joan Pons; el director de orquesta Antoni Ros-Marbà; el músico Jordi Savall o el cantante Albano, entre otros. Ofició la ceremonia, el padre Ángel García. Durante la misa se contó una anécdota de la soprano fallecida el sábado a los 85 años. En una ocasión le preguntó al doctor Clarós, que era su otorrino, si el cielo estaría abierto para ella. El galeno le respondió: «Después de tantos 'Ave María' que has cantado, seguro que te están esperando para que te unas al coro de los ángeles».
El cielo y la vida estuvieron presentes en el funeral. Un poema sobre la vida de la madre Teresa de Calcuta, elevada a los altares por el Papa, formó parte del recordatorio que recibieron quienes acudieron a la misa. «La vida es una oportunidad, aprovéchala / La vida es belleza, admírala / La vida es una bendición, disfrútala / La vida es un sueño, hazlo realidad», afirma la estrofa con la que la familia quiso recordar para siempre a la que para muchos es una figura irrepetible del bel canto.
La ceremonia comenzó con el Ave María y concluyó como más le gustaba a la diva barcelonesa, con una cerrada ovación, como las que recibió durante los más de 50 años de carrera en el mundo de la ópera. «Bravo, bravo», gritó el público asistente, hacia la una de la tarde, en el tanatorio. La familia declinó instalar la capilla ardiente en el Liceo de Barcelona, el templo donde se formó y triunfó. Ya desde el domingo, todos los que la admiraron pudieron darle un último adiós en el velatorio. No fue el caso de los miembros de la Generalitat, que no  acudieron, lo que molestó a la familia. Sí lo hizo el ministro de Cultura. Y es que la soprano siempre se significó como una figura muy crítica con el proceso secesionista y defendió su españolidad por todo el mundo.

Polémica por el idioma

De hecho, la polémica nacionalista no perdonó ni el día de su funeral. Josep Carreras, que se deshizo en elogios hacia Caballé, lamentó, no obstante, que el idioma catalán no estuviera presente en la ceremonia. «He echado en falta, sin entrar en polémica, que hubiera un poco más de catalán», dijo. Más allá de la controversia, afirmó que la barcelonesa fue «la soprano más importante del siglo XX. Si había alguien que se le podía acercar, era Maria Callas». «Una cantante única. No habrá una como ella», remató.

El tenor José Carreras consuela al marido de la soprano, Bernabé Martínez (arriba); familiares y amigos portan el féretro (izquierda); la Reina Sofía saluda a Pedro Sánchez a su llegada al tanatorio, con José Guirao, ministro de Cultura, observando la escena. / REUTERS
Pedro Sánchez y Quim Torra, juntos en el funeral, aparcaron sus diferencias y mostraron una cierta cordialidad. La reina Sofía encabezó la representación institucional y fue recibida a la entrada del tanatorio por Sánchez, la delegada del Gobierno y el ministro José Guirao. No así por el presidente de la Generalitat, que decidió hace meses romper relaciones con la Casa Real por el discurso que pronunció hace un año el Rey tras el 1-O.
Caballé fue enterrada en el cementerio de Sant Andreu de Barcelona, junto a sus padres. En noviembre recibirá un tributo en su casa, el Liceo de Barcelona, que le prepara un homenaje con la presencia de estrellas internacionales de la ópera. Un acto de dimensión mundial, según anunciaron los responsables del teatro barcelonés. El ministro de Cultura explicó que también prepara otro homenaje en Madrid, que espera que esté a la altura del mito.

El Rey expresa su pesar por la muerte de Caballé: «una gran pérdida»

Felipe VI durante la reunión del Instituto Cervantes. / EFE
Felipe VI se ha sumado hoy, en su nombre y en el de la Reina Letizia, al pésame del patronato del Instituto Cervantes por el fallecimiento de la soprano Montserrat Caballé, que, en palabras del monarca, constituye «una gran pérdida para la lírica y para todos».
Don Felipe, acompañado por doña Letizia, ha manifestado así las condolencias de ambos por el fallecimiento de Caballé durante su intervención en la reunión anual del patronato del Cervantes, órgano al que perteneció la célebre soprano barcelonesa, según ha recordado el monarca en sus palabras.
Mientras Felipe VI y doña Letizia presidían esta reunión en el Palacio Real de Aranjuez, la reina Sofía asistía en Barcelona al funeral por Caballé oficiado en el tanatorio de Les Corts, que ha reunido a numerosas personalidades de la cultura y líderes políticos, entre ellos el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra.
**********************************************************************************************
Publicado en Diario SUR.
Copiado/pegado de Internet por Victoriano Orts Cobos.
Málaga 9 de octubre de 2018.

domingo, 7 de octubre de 2018

Pequeño muro de la vergüenza








Antonio Soler

ANTONIO SOLER
0
Ángel Idígoras ha dejado en blanco la pared que apenas dos semanas atrás había dignificado con su pintura. El muro de los besos pasa a ser el muro de la vergüenza. Alguien envuelto en la bandera del feminismo vino a afear la idea de Idígoras y los versos de Vicente Aleixandre. Lo políticamente correcto se vestía de lo que es: un pensamiento retrógrado y ejecutor de una censura que hunde sus raíces en los movimientos más reaccionarios que en estos tiempos galopan por el mundo dejando a Atila y a su caballo a la altura de un muchacho travieso. Atila era un bárbaro. Los que practican este tipo de censura son unos sibilinos representantes de la Nueva Inquisición. Actúan por el bien de la humanidad y la limpieza del espíritu. Por una justicia divina travestida de progresía y conquista social.
Acusar a Idígoras de machista, aunque sea en categoría de colaborador -como aquellos franceses que fueron fusilados tras la liberación de los nazis o las francesas rapadas y apaleadas por haberse relacionado con los ocupantes-, es una bajeza y una mezquindad. Hacer lo mismo con Aleixandre además es el resultado de una ignorancia insultante. No se sabe hasta dónde va a llegar esa depuración que además, como se ha visto en el caso del viejo premio Nobel, tiene un carácter retroactivo y revisionista. La pureza de sangre de este magnífico dibujante que es Idígoras debe ser demostrada. Si es propenso a leer dudosos versos que se apartan del código debe ser tachado al menos de sospechoso y colocado en la lista negra de quienes ofenden a la mujer y de un modo subrepticio justifican el machismo más funesto.
La ceremonia de la confusión. Los buenos cristianos que usaban la hoguera para predicar la hermandad entre los hombres. De qué nos vale hacer declaraciones en contra del machismo, dibujar, escribir, gritar nuestra repulsa contra esos individuos que del modo que sea vulneran los derechos de la mujer si por cualquier esquina aparece esta especie de policía religiosa y fanática, analfabeta, para ponerte la estrella amarilla en el pecho. Angel Idígoras, como cualquier ciudadano civilizado, no importa qué genéro tenga, está a favor de la igualdad entre los sexos, de que la mujer conquiste unos derechos que esta civilización surgida de las cavernas le ha negado históricamente. Ha dejado constancia de ello en muchas de sus geniales viñetas. Pero aunque no lo hubiera hecho expresamente, que lo ha hecho, bastaría con observar su línea argumental, la comprensión del género humano que se desprende de sus entrañables monigotes, para saber que quien traza esas líneas no puede ser un retrógrado ni un intransigente. Solo hay que leer medio poema de Vicente Aleixandre para captar la misma impresión. Pero, claro, para eso hay que observar, leer. Realizar ese esfuerzo titánico. Mejor dejarse llevar por el arrebato, por el toque de corneta y el exabrupto. Es una pena, pero la ciudad del paraíso sigue teniendo esquinas que huelen al azufre de los más oscuros
****************************************************************************

LOS BESOS DADOS
por Vicente Aleixandre

La memoria de un hombre está en sus besos,
pero nunca es verdad memoria extinta.
Contar la vida por los besos dados
no es alegre. Pero más triste es darlos sin memoria.
Por lo que un hombre hizo cuenta el tiempo.
Hacer es vivir más, o haber vivido,
o ir a vivir. Quien muere vive, y dura.
Así callado, aún mis labios en los tuyos,
te respiro. O sueño en vida o hay vida.
La sospechada vida está en el beso
que vive a solas. Sin nosotros, luce.
Somos su sombra. Porque él es cuerpo cuando
ya no estamos.
*************************************
Ciudad del Paraíso, Vicente Aleixandre
A mi ciudad de Málaga

Siempre te ven mis ojos, ciudad de mis días marinos.
Colgada del imponente monte, apenas detenida
en tu vertical caída a las ondas azules,
pareces reinar bajo el cielo, sobre las aguas,
intermedia en los aires, como si una mano dichosa
te hubiera retenido, un momento de gloria, antes de hundirte para siempre en las olas amantes.

Pero tú duras, nunca desciendes, y el mar suspira
o brama por ti, ciudad de mis días alegres,
ciudad madre y blanquísima donde viví y recuerdo,
angélica ciudad que, más alta que el mar, presides sus espumas.

Calles apenas, leves, musicales. Jardines
donde flores tropicales elevan sus juveniles palmas gruesas.
Palmas de luz que sobre las cabezas, aladas,
mecen el brillo de la brisa y suspenden
por un instante labios celestiales que cruzan
con destino a las islas remotísimas, mágicas,
que allá en el azul índigo, libertadas, navegan.

Allí también viví, allí, ciudad graciosa, ciudad honda.
Allí, donde los jóvenes resbalan sobre la piedra amable,
y donde las rutilantes paredes besan siempre
a quienes siempre cruzan, hervidores, en brillos.

Allí fui conducido por una mano materna.
Acaso de una reja florida una guitarra triste
cantaba la súbita canción suspendida en el tiempo;
quieta la noche, más quieto el amante,
bajo la luna eterna que instantánea transcurre.

Un soplo de eternidad pudo destruirte,
ciudad prodigiosa, momento que en la mente de un Dios emergiste.
Los hombres por un sueño vivieron, no vivieron,
eternamente fúlgidos como un soplo divino.

Jardines, flores. Mar alentando como un brazo que anhela
a la ciudad voladora entre monte y abismo,
blanca en los aires, con calidad de pájaro suspenso
que nunca arriba. ¡Oh ciudad no en la tierra!

Por aquella mano materna fui llevado ligero
por tus calles ingrávidas. Pie desnudo en el día.
Píe desnudo en la noche. Luna grande. Sol puro.
Allí el cielo eras tú, ciudad que en él morabas.
Ciudad que en él volabas con tus alas abiertas.


... Fuente https://www.poemas.de/ciudad-del-paraiso/

Publicado en Diario SUR.
Copiado/pegado de Internet por Victoriano Orts Cobos.
En mi Ciudad del Paraíso, a 7 de octubre de 2018.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Idígoras, víctima de la intransigencia











La pared en la que estaba el mural, en la calle Huerto del Conde, ayer con el dibujo borrado./SUR
La pared en la que estaba el mural, en la calle Huerto del Conde, ayer con el dibujo borrado. / SUR

El dibujante borra el mural de Lagunillas tras ser tachado de machista por incluir el verso de Vicente Aleixandre «La memoria de un hombre está en sus besos»











Juan Soto

JUAN SOTOMálaga
La incultura e intransigencia de unos pocos ha podido con la cultura y el arte en mayúsculas y ha arrastrado con ella hasta a un premio Nobel de Literatura. El dibujante Ángel Idígoras ha decidido borrar por completo su mural de Lagunillas tras ser tachado de machista por incluir un verso del poeta Vicente Aleixandre que decía «la memoria de un hombre está en sus besos».
El dibujante y humorista anunció ayer su decisión en redes sociales y procedió a eliminar por completo el dibujo 'La esquina de los besos' pintado hace apenas dos semanas en la calle Huerto del Conde. «Ya no hay mural. Perdón a los que haya molestado el verso, aunque no lo entiendo. Nunca esperé que un beso fuera polémico y antes de borrar a Aleixandre, prefiero borrar todo, no importa», dijo.
El verso elegido por Idígoras para complementar su obra, una recreación de la famosa fotografía de Robert Doisneau 'El beso', era el inicio del poema 'Los besos dados' de uno de los poetas más destacados de la Generación del 27 e hijo adoptivo de Málaga. La decisión de retirar el mural se ha producido después de que el lunes fuera atacado por una persona que sobreescribió «Y la memoria de las mujeres ¿donde está? (sic)». Este mismo anónimo tildó al dibujante de «machirulo» con unas llamativas letras moradas.








La chincheta: La tristeza de quedarse en blanco
Una pared baldía se había convertido en 'La esquina de los besos'. Otro rincón de Lagunillas había encontrado en el arte un motivo contra el olvido. Ángel Idígoras firmaba un mural que animaba a los paseantes a pararse, besarse y retratarse. Y la gente respondía. Lo había hecho suyo. Pero esa propuesta desinteresada y lúdica se ha encontrado con un ataque anónimo.La excusa ha sido el verso de Aleixandre que acompañaba a la imagen: 'La memoria del hombre está en sus besos'. A alguien le ha parecido machista y ha ultrajado la obra de Idígoras, que, sumido en el desánimo, ha hecho tabla rasa. Y ahora se queda en blanco ese muro como símbolo de la intransigencia que parece brotar a la vuelta de cualquier esquina.

La ignorancia del osado atacante ha llevado a calificar de «machista» el verso de este poeta sevillano que definió a Málaga como «ciudad del paraíso» en uno de sus poemas. Aleixandre se definía a sí mismo como homosexual y fue vetado por la censura franquista por apoyar la causa republicana y sus libros fueron prohibidos.
Aunque finalmente Idígoras decidió borrar el verso por completo, inicialmente tenía previsto eliminar sólo la pintada y cambiar el verso de Aleixandre por otro de la autora argentina Alejandra Pizarnik que no levantara nuevas susceptibilidades. No obstante, ayer cambió de opinión porque «no se me ocurría otra opción. Eliminándolo no podrán criticar al gran Aleixandre, el poeta que más ha hecho por Málaga. Quitar su verso sería ceder a la censura. No quitarlo, permitir que manchen su nombre.», apuntó.








La obra original antes del ataque.
La obra original antes del ataque.

Tras este episodio, el debate se trasladó de nuevo a las redes sociales, en donde se sucedieron los mensajes en defensa del dibujante (la inmensa mayoría) y en contra de la decisión de retirar la obra (unos pocos).
En el campo de batalla de Twitter opinaron numerosas personas. El tuit que más impacto tuvo fue el del el escritor Arturo Pérez Reverte

Allá cada cual con lo que escribe y con lo que borra o se cree obligado a borrar. A menudo la cobardía es cómplice de la estupidez.


Qué podía hacer? Borrar el verso sería aceptar su censura. Dejarlo, permitir el insulto público a Aleixandre. Ir cada día a borrar las pintadas?
Acepto soluciones y las llevaría a la práctica. A mí no se me ocurre.
Maestro, tú y tu trabajo estáis muy por encima de cualquier matona analfabeta. Ceder es darle vitaminas. Hacer que se crezca y se crea con poder. Mutilas tu libertad y la de quienes creen en ti y pones a otros en el punto de mira. Creo que fue un error borrarlo. Un saludo.
La fiscal de Delitos de Odio, María Teresa Verdugo.


Anda, me dan por todos lados, pero nadie me da una opción mejor. Dejar que insulten a Aleixandre? Jamás
Por supuesto que no. El mural es espectacular y la frase preciosa y pertinente; no podemos ceder al vandalismo (que no ha sido otra cosa) ni a la censura. Málaga libre y bella; el mural debería quedarse, como se ideó y propiciar muchos, muchos besos.
La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.


No pasa nada, eliminándolo no podrán criticar al gran Aleixandre, el poeta que más ha hecho bpor Málaga. Quitar su verso sería ceder a la censura. No quitarlo, permitir que manchen su nombre.
Nos hemos perdido dos obras de arte, la tuya y la de Aleixandre, con lo escasos que estamos de ella. Una pena y un sinsentido.
El portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, Daniel Pérez











Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Hoy una pared en blanco, ayer un beso. El arte es efímero. Me apena que se vandalice y censuren expresiones artísticas que perseguían mejorar el barrio olvidado de con un motivo pintado por @angel_idigoras y un verso del Nobel malagueño V. Aleixandre.
El portavoz de Ciudadanos en la capital, Juan Cassá.
El portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla:
La concejala de Málaga para la Gente Remedios Ramos


Cambié de planes. Ya no hay mural. Perdón a los que haya molestado el verso, aunque no lo entiendo. Nunca espere que un beso fuera polémico y antes que borrar a Aleixandre, prefiero borrar todo, no importa. Espero que dejemos esto ya y nos pongamos a hacer otras cosas bonitas.
Creo que no debes borrarlo Ángel , en muy poco tiempo y con tú gran talento has conseguido embellecer una zona muy deteriorada, llenarla de arte y ser un punto de referencia en el que muchxs esperamos un hueco para retrartarnos , un beso enorme como el mural 😘 pic.twitter.com/mcTLn5GHKd









Ver imagen en Twitter
Por su parte, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, aprovechó la conmemoración del 20 aniversario del Centro María Victoria Atencia para mostrar su apoyo y afecto al dibujante Ángel Idígoras. Bendodo ha asegurado que se trata de una obra «extraordinaria» a pesar de que «algún salvaje haya considerado que no entra dentro de lo políticamente correcto y haya confundido ignorancia y estupidez con la lucha por la igualdad de género». Y ha ofrecido a Idígoras cualquier pared o muro de la Diputación para que lo «enriquezca con su mirada».

El poema de Aleixandre

A continuación, reproducimos el poema de Aleixandre del que Idígoras extrajo su primer verso:

LOS BESOS DADOS
por Vicente Aleixandre

La memoria de un hombre está en sus besos,
pero nunca es verdad memoria extinta.
Contar la vida por los besos dados
no es alegre. Pero más triste es darlos sin memoria.
Por lo que un hombre hizo cuenta el tiempo.
Hacer es vivir más, o haber vivido,
o ir a vivir. Quien muere vive, y dura.
Así callado, aún mis labios en los tuyos,
te respiro. O sueño en vida o hay vida.
La sospechada vida está en el beso
que vive a solas. Sin nosotros, luce.
Somos su sombra. Porque él es cuerpo cuando
ya no estamos.
****************************************************************************
Publicado en Diario SUR.
Copiado/pegado de Internet por Victoriano Orts Cobos, que admira a este gran maestro de moral exquisita y  sentido de humor ingenioso e insuperable, con el  que hace más llevadera nuestra vida, con con sus viñetas diarias publicadas en el Diario SUR. Gracias, maestro.
En mi Ciudad del Paraíso, a 3 de Octubre de 2018.